CIENTÍFICOS ESPAÑOLES



En esta sección destacaremos a algunos físicos y químicos españoles relevantes, desde la Edad Media (con humanistas, alquimistas y filósofos de la naturaleza) hasta la época en que ya podemos considerar que existen verdaderamente "científicos" (ca. siglo XVII).


LOS PIONEROS:



  • Abbás Ibn Firnás (Ronda, Málaga, 810 - Córdoba, 887), precursor de la aeronáutica, fue un protohumanista, científico y químico andalusí. Gracias a sus numerosos inventos, algunos de ellos mencionados por los historiadores, pudo seguir frecuentando la corte durante el reinado del sucesor Mohamed I (852-886). Ibn Firnas diseñó un reloj de agua, la clepsidra, llamado Al-Maqata-Maqata. También fue el primero en desarrollar la técnica de talla del cristal de roca; hasta entonces, sólo los egipcios sabían facetar el cristal. Creó una esfera armilar para representar el movimiento de los astros y un planetario que construyó en su casa, siendo el primero en utilizar en toda la península ibérica las tablas astronómicas de Sinhind, originarias de la India, básicas para el desarrollo de la ciencia europea posterior. Así como en Occidente se habla de los hermanos Montgolfier, en los países musulmanes explican que el primer hombre que intentó volar es Ibn Firnas, 900 años antes que los Montgolfier.



  • Maslama al-Mayriti, fue un conocido astrónomo, sabio y polígrafo hispanoárabe nacido a mediados del siglo X en Madrid y que murió entre 1007 y 1008 en Córdoba. Fue uno de los intelectuales de mayor reputación del Califato, y se le llegó a conocer como el Euclides de España. Fue un gran astrónomo, resumió las tablas de Al-Juwarizmi y tradujo el Planisferio de Ptolomeo. Estos conocimientos se habrían transferido posteriormente a los reinos cristianos, sirviendo para construir los primeros astrolabios, como el de Barcelona (o de Destombes).



  • Azarquiel (Toledo, ca. 1029 - Sevilla, 1087), fue un importante astrónomo de Al-Ándalus. Una de las más citadas contribuciones de Azarquiel fueron la compilación de las Tablas Astronómicas de Toledo, en su versión árabe. Al parecer, también fue capaz, mediante el análisis detallado de los datos recabados, de poder predecir la aparición de cometas en el futuro. Azarquiel realizó estudios e investigaciones en varios campos de la Astronomía. Por ejemplo, fue capaz de encontrar cuál era el movimiento del apogeo solar (la distancia máxima entre la Tierra y el Sol). Azarquiel pudo determinar con una gran precisión que el punto del apogeo solar variaba en 1 grado cada 299 años, analizando las observaciones que se disponían al respecto durante los últimos 25 años.


  • Ibn Mu'adh al-Jayyani (Jaén, ¿?-1093), fue un matemático de Al-Ándalus, que destacó especialmente por sus investigaciones y aportes en trigonometría, que desligó por vez primera de los estudios de astronomía. Sus aportaciones fundamentales al conocimiento matemático fueron el hacer comprensible la razón matemática entre magnitudes inconmensurables que figuraba en el libro quinto de los Elementos de Euclides como razón racional; realizar la primera obra o tratado conocido de trigonometría esférica, en buena medida gracias a las aportaciones de los matemáticos egipcios, en el que resolvió varios teoremas y todos los problemas que se plantean en los triángulos esféricos cuando se conocen cuatro de sus elementos y, además, recoge de forma sistematizada el conocimiento matemático de la época. También realizó el cálculo de la altura de la atmósfera. Dicho cálculo fue el usado durante casi 600 años en Europa hasta que Kepler lo modificó al introducir la variable de la refracción de la luz en la atmósfera.


  • Avempace (Zaragoza, 1080- Fez, 1139), también conocido como Ibn Bayyah, cultivó la medicina, la poesía, la física la botánica, la música y la astronomía.


  • Averroes (Córdoba, Al-Ándalus, 1126-Marrakech, 1198), conocido comúnmente como Ibn Rushd, fue un filósofo y médico andalusí, maestro de filosofía y leyes islámicas, matemáticas, astronomía y medicina. En su obra Tahâfut, expone la necesidad de que la ciencia se adecue a la realidad concreta y particular, pues no puede existir conocimiento directo de los universales. Definió la fuerza como "la velocidad a la cual se realiza el trabajo en cambiar la condición cinética de un cuerpo material" y argumentó que "la fuerza se mide por el cambio en la condición cinética de una masa de material resistente".


  • Alpetragio (1185-1192 - 1204), fue un cosmólogo andalusí. Su trabajo es el culmen de la superación de la cosmología ptolemaica que realizó la filosofía aristotélica andalusí en el siglo XI, que posteriormente influyó en Copérnico para crear su modelo celeste.


  • Abu al-Abbas al-Nabati (ca. 1200), fue un científico andaluz, botánico y farmacéutico. Es conocido por el desarrollo del Método científico en el área de la materia médica. Sus técnicas tales como la separación de los informes verificados y no verificados condujeron al desarrollo del campo de la farmacología.


  • Al-Qalasadi (Baza, Granada, 1412 - Béja, actual Túnez, 1486), fue uno de los más importantes matemáticos granadís. Al-Qalasadi contribuyó al simbolismo algebraico con el uso de caracteres del alfabeto árabe como símbolos matemáticos.




  • Alfonso X de Castilla, conocido como el Sabio (Toledo, 1221 – Sevilla, 1284), fue rey de Castilla entre 1252 y 1284. Es reconocido por la obra literaria, científica, histórica y jurídica realizada por su escritorio real. En 1935 se le reconoció como astrónomo. Fue promotor de las Tablas Alfonsíes, unas tablas astronómicas. Basadas en cálculos previos del toledano Azarquiel, fueron resultado de observaciones llevadas a cabo en Toledo por Yehuda ben Moshe e Isaac ben Sid entre 1262 (fecha de la coronación de Alfonso) y 1272. Su difusión fue amplísima, y no superada hasta las Tablas Rudolfinas de Tycho Brahe y Kepler (1627), en el contexto del cambio de paradigma ptolemaico-copernicano.


  • Ramón Llull (Palma, ca. 1232 - 1315), polígrafo mallorquín con una extensa obra anticipadora de muy diferentes temas. Fue un reconocido alquimista, y en 1275 destiló una mezcla de vitriolo (ácido sulfúrico) con alcohol obteniendo un vitriolo dulce que posteriormente se denominaría éter. Además, se le atribuye la invención de la rosa de los vientos (círculo que tiene marcados alrededor los rumbos en que se divide la circunferencia del horizonte) y del nocturlabio (instrumento utilizado para determinar el tiempo en función de la posición de una determinada estrella en el cielo nocturno). Llull fue capaz de adelantar muchos conceptos, ideas y descubrimientos que deberían esperar décadas o siglos para desarrollarse. Verbigracia: la gravedad, concepto que Llull habría anticipado 361 años antes que Newton.


  • Arnau de Vilanova (Villanueva de Jiloca, ca. 1238- Génova, 1311), fue médico, teólogo y embajador de grandes figuras de la monarquía y del clero de su época. Escribió obras claves para la medicina europea medieval, como Régimen Sanitatis ad regum Aragonum, Medicinalium introductionum speculum y algunos tratados de patología general, entre otros. Se le conocía como el "médico de Reyes y Papas" y se le han atribuido obras de alquimia. De hecho, consideró importante el mercurio como el origen de todas las cosas, de modo que postuló que para transmutar un metal ordinario en oro o plata era necesario preparar líquido mercurial y mezclarlo en la proporción debida. Hoy se sabe que obtuvo el óxido rojo de mercurio, el cloruro de mercurio y otros compuestos de dicho metal.


  • Abraham Zacut o Abraham Ben Zacuto(Salamanca, 1452 - Damasco, ca. 1510) fue un matemático, astrónomo e historiador judeoespañol.Estudió Astronomía en la Universidad de Salamanca y en su juventud fue amigo y protegido del rector y obispo de Salamanca, Gonzalo de Vivero, quien le animó a publicar su obra El gran Tratado o Compilación Magna en 1478, escrita en hebreo, cuyas medidas están calculadas para el meridiano de Salamanca.


  • Juan de Celaya (Valencia, ca. 1490 - 1558), fue un matemático, físico, cosmólogo, teólogo y filósofo español. Fue miembro de los llamados calculatores. Destacan sus trabajos sobre el movimiento (tanto en cinemática como en dinámica) y lógica.


  • Bartolomé de Medina (Sevilla, 1503/04- Pachuca, 1585), fue un metalurgista español. Fue el metalurgista empírico más importanta del siglo XVI e influyó decisivamente para que el proceso de la amalgamación de minerales de plata entrara en la revolución tecnológica. Fue en México donde desarrolló el Beneficio de Patio, proceso para obtener plata a partir de minerales de baja ley.

  • Miguel Servet (Villanueva de Sigena, Huesca, 1509 o 1511 – Ginebra, 1553), fue un teólogo y científico español. Sus intereses abarcaron muchos campos: astronomía, meteorología, geografía, jurisprudencia, teología, matemáticas, anatomía y medicina.

  • Bernardo Pérez de Vargas (n. Madrid a principios del siglo XVI), fue un escritor, astrónomo, y alquimista de España. Para su obra más conocida, De re metallica, tomó como referencia los libros de química de la época, dedicándose a experimentar, para así llevar a cabo una verificación de la base teórica explicada.


  • Jerónimo Muñoz (1520 - 1591), astrónomo, geógrafo, ingeniero y hebraísta valenciano. Impartió clases de astronomía y hebraismo en Valencia entre 1563 y 1578, y fue nombrado catedrático de matemáticas en la Universidad de Salamanca en el año 1578. Fue uno de los primeros astrónomos españoles en defender el sistema copernicano.


  • Fray Diego de Zúñiga(Salamanca, 1536 - Toledo, 1597 o 1598), escritor español, considerado como el filósofo escolástico agustino más importante en la segunda mitad del siglo XVI.

  • Llorenç Coçar(Valencia ca. 1540- 1592), médico valenciano, fue titular de la cátedra Remediis morborum secretis, et eorum usu (Remedios secretos de las enfermedades y su utilización), que la Universidad de Valencia creó en 1591, siendo la única cátedra de medicamentos químicos en el siglo XVI. Fue autor del Dialogus veros medicinae fontes indicans (Diálogo que indica las verdaderas fuentes de la medicina) en 1589, en el que destacó la importancia de la química para el médico.


  • Álvaro Alonso Barba (Lepe, Huelva, 1569 - 1662), eclesiástico y metalúrgico español. Su obra Arte de los metales (1640) contiene una detallada descripción de la riqueza argentífera del subsuelo americano así como un descubrimiento fundamental para la explotación de la plata: el método «de cazo» para extraer la plata en caliente.Se trasladó a América, atraído por los metodos de extracción, explotación y elaboración.


  • Bernardo José Zaragoza y Vilanova (Alcalá de Chivert, Valencia, 1627 - Madrid, 1679), matemático, astrónomo y cosmólogo jesuita español, perteneciente a los novatores o pre-ilustrados españoles.

  • Antonio Hugo de Omerique (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1634-¿?), fue un matemático del siglo XVII que escribió un tratado de aritmética y otros dos de trigonometría, actualmente perdidos. Su obra más importante fue el tratado Analysis geometrica (1698), elogiado por Newton.

  • Juan Bautista Juanini (1636-1691), fue un científico hispano-italiano. Es autor de la que se considera la primera obra médica plenamente moderna que se publicó en España (Discurso político y phísico, 1679), en la que intenta el análisis iatroquímico del aire de Madrid con el fin de prevenir sus enfermedades.

  • Crisóstomo Martínez (Valencia, España, 1638- Flandes, ca. 1694), fue un pintor, grabador y microscopista español, encuadrado dentro del movimiento novator de la ciencia española del Barroco.


  • Tomàs Vicent Tosca i Mascó (Valencia, 1651 - 1723), erudito valenciano, matemático, cartógrafo y teólogo. Creador del movimiento Novatores.

  • Juan Bautista Corachán (Valencia, 1661 - 1741), matemático, físico, astrónomo y científico español, uno de los novatores o preilustrados españoles. Se doctoró en Teología por la Universidad de Valencia. Estudió además Matemáticas, y antes de los veinte años publicó ya un Ameno y deleitable jardín de Mathemáticas. Su curiosidad le llevó también a la Astronomía y la Física. Escribió un tratado de hidrometría y actuó a menudo como asesor de la Fábrica de Murs i Valls, organismo encargado de las faenas de drenaje urbano y encauzamiento del río Guadalaviar como defensa contra las inundaciones. Fue una de las figuras más destacadas entre los novatores. Se jubiló en 1720.

  • Juan de Cabriada (1665-1714), médico reformista español nacido en Valencia. Casi toda su fama radicaba en su libro Carta filosófica, médico-chymica (1687), en el que atacó a los médicos galenistas (escolásticos) que imponían a ultranza ciertas doctrinas médicas, como la sangría, que ya no podían sostenerse.


  • Gregorio Mayans y Siscar (Oliva, Valencia, 1699 - Valencia, 1781), fue un erudito historiador, lingüista y polígrafo español, típico representante de la primera Ilustración española.


  • Andrés Piquer Arrufat (Fórnoles, Teruel, 1711 - Madrid, 1772), fue un médico, filósofo y lógico español. En 1727 se trasladó a Valencia en la que se licenció de filosofía y medicina, en 1734. En 1742 alcanzó la cátedra de anatomía de la Universidad de Valencia y poco después una plaza de médico titular en el Hospital General de Valencia. En 1745 publicó el primer volumen de su Física moderna, racional y experimental, el primer libro sobre esta materia publicado en lengua española. El móvil que le condujo a escribir la Física fue la falta de preparación de los escolares en lo que se refería a Física moderna, y su intento de ofrecer conocimientos físicos útiles a los estudiantes de Medicina. Los supuestos de la obra son totalmente modernos, y así afirmó que "la Física es una ciencia racional; la experiencia es su principal fundamento".


  • Jorge Juan y Santacilia (Novelda, Alicante, 1713 - Madrid, 1773), fue un humanista, ingeniero naval y científico español.






EN EL CAMPO DE LA FÍSICA:



  • Blas Cabrera y Felipe (Arrecife, Lanzarote, 1878 - México DF, 1945), fue un físico español, siendo considerado uno de los científicos españoles más importantes de la historia. Cabrera, desconocido para la mayoría de la ciudadanía, “es el físico español más relevante del primer tercio del siglo XX –destaca a SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas: www.agenciasinc.es) el historiador de la ciencia José Manuel Sánchez Ron–, y se incorporó plenamente a la comunidad científica internacional en su campo: el magnetismo”. La calidad de los trabajos del equipo de Cabrera, que llegó a publicar alrededor de 150 investigaciones, era reconocida por los máximos expertos en magnetismo de la época. Uno de sus estudios más relevantes fue la medida de los momentos magnéticos de los iones de las tierras raras –15 elementos del grupo de los lantánidos, junto al itrio y el escandio–. Su interpretación teórica de este trabajo propició en 1925 el advenimiento de la mecánica cuántica. Los detallados experimentos fueron llevados a cabo por Cabrera y Duperier, pero la teoría la desarrolló John Hasbrouck van Vleck, de la Universidad de Harvard. Van Vleck, premio Nobel de Física en 1977, hablaba así de Cabrera: “En la historia del paramagnetismo será recordado como el físico que hizo el experimento adecuado en el momento oportuno”. En el libro del Nobel sobre la Teoría de susceptibilidades eléctrica y magnética, el nombre de Cabrera aparece con más frecuencia que el de ningún otro investigador. Como curiosidad, fue anfitrión de Albert Einstein en su célebre visita a Madrid en marzo de 1923, ensalzando su figura en una presentación en la Academia de Ciencias, bajo la atenta mirada del rey Alfonso XIII. La precisión con la que el físico español expuso el trabajo del alemán hizo responder a Einstein: “Vuestras palabras han llegado a lo más hondo de mi corazón porque demuestran la forma consciente y cariñosa con que habéis estudiado el trabajo de mi vida haciéndoos eco de la frase del poeta: Queremos recibir menos alabanzas, y, en cambio, que se nos lea con aplicación”.

  • Sixto Cámara Tecedor (Baños de Rioja, 1878 - Castañares de Rioja, 1964), fue una de las figuras más representativas de las matemáticas españolas de la primera mitad del Siglo XX. Catedrático de Geometría Analítica de la Universidad de Valencia, impartió a finales de los años veinte del siglo XX un curso de teoría atómica en el que se discutían los modelos de Bohr y Sommerfeld.

  • José María Plans y Freyre (Barcelona, 1878-Madrid, 1934), físico y matemático, fue de los primeros que introdujeron en España la Teoría de la Relatividad. La línea de su pensamiento físico quedó reflejada en su aportación a la mecánica relativista.

  • Leonardo Torres Quevedo (Santa Cruz de Iguña, Molledo, Cantabria, 1852 – Madrid, 1936), fue un ingeniero de Caminos, matemático e inventor español de finales del siglo XIX y principios del XX. Llevó a cabo originales proyectos en aerostática, transbordadores, radiocontrol, y máquinas analógicas de cálculo.

  • Josep Estalella Graells (Villafranca del Panadés, 1879 - Barcelona, 1938), fue un físico español. Se doctoró en la Universidad de Barcelona y fue profesor de la misma entre 1899 y 1905. En 1902 finalizó su tesis doctoral sobre los rayos X, llegando a ser uno de los pioneros en la investigación en este campo.


  • Mónico Sánchez Moreno (Piedrabuena, Ciudad Real, 1880 - 1961), fue un inventor e ingeniero eléctrico español, pionero de la radiología, telecomunicaciones sin cables y electroterapia, conocido por el invento de un aparato portátil de rayos X y corrientes de alta frecuencia en 1909. Con 23 años emigró a Estados Unidos, y en 1907 ya era ingeniero y entró a trabajar en Foote, Pierson & Company, donde desarrolla una modificación del puente de Weasthone. En 1908 patentó el aparato que lleva su nombre: un generador portátil de corriente capaz de alimentar un tubo de rayos X. Su éxito comercial le llevó a fundar la European Electrical Sánchez Company y a regresar definitivamente a España, instalándose en su pueblo natal. Desempeñó los cargos de presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Ciudad Real y de vicepresidente de la Federación Nacional de Ingenieros Libres.




  • Julio Palacios Martínez (Paniza, Zaragoza, 1891 - Madrid, 1970) fue uno de los más relevantes físicos españoles. Tras doctorarse en la Universidad Central de Madrid, Blas Cabrera le aconsejó que ampliase estudios en Leiden (Holanda), donde estudió las isotermas a baja temperatura correspondientes a los gases nobles, trabajando con H. Kamerlingh Onnes. A su vuelta, se incorporó al laboratorio de su mentor trabajando sobre la tensión superficial del mercurio y la corrección correspondiente de las lecturas barométricas. En 1926 consiguió la cátedra de Termología de la Universidad de Madrid. Posteriormente investigó sobre las estructuras cristalinas por difracción de rayos X. Asimismo, también publicó artículos relacionados con la mecánica cuántica, los ultrasonidos y su uso terapéutico, fenómenos electrolíticos, dinámica de rotación de un sólido libre... También tiene trabajos en el campo de la biología. Su obra escrita comprende 14 libros científicos y 163 artículos. Curiosamente, en 1926, el mismo año en que Erwin Schrödinger publica sus artículos seminales sobre cuantización como un problema de valores propios, que sienta las bases de la mecánica cuántica moderna, Palacios publicó en Annalen der Physik el artículo "Teoría de la emisión de luz en el modelo de Bohr-Rutherford", en el que describe el mecanismo de la emisión de la energía radiante cuando el átomo de hidrógeno absorbe un fotón de luz.



  • Miguel Antonio Catalán Sañudo (Zaragoza, 1894 - Madrid, 1957), fue el primer gran espectroscopista español. En 1913 terminaba la carrera de Ciencias, en su especialidad de Química, con Premio Extraordinario. Se doctoró en Madrid en 1917 con una tesis sobre la espectroquímica del magnesio. En 1919 comenzó a trabajar como investigador en el Imperial College de Londres. Examinando el espectro del manganeso, determinó que el espectro óptico de átomos complejos contenía grupos de líneas antes desconocidas a los que llamó "multipletes", entre las que existían regularidades características. Catalán demostró que el estudio de los multipletes llevaba a una mejor comprensión de los estados energéticos de los electrones atómicos. En 1922, Niels Bohr comentaba los resultados de Catalán en sus conferencias sobe Theory of Atomic Structure desarrolladas en Gotinga, frente alumnos del fuste de Heisemberg y Pauli.... Por invitación de Arnold Sommerfeld trabajó en la Universidad de Múnich. De hecho, fue Sommerfeld quien explicó correctamente el origen de los multipletes de líneas, el cual destacó como clave en sus conclusiones el análisis del espectro del manganeso que había realizado Catalán. Fue invitado en numerosas ocasiones de los laboratorios del National Bureau of Standards de Washington, D.C., en la Universidad de Princeton y el MIT. Tras la creación en Madrid del Instituto Nacional de Física y Química, fue nombrado jefe de la sección de Espectroscopia en 1930. Desde 1950 ejerció como director del Departamento de Espectros del Instituto de Óptica del CSIC en Madrid. En 1952 fue nombrado asesor de la Joint Commission for Spectroscopy (Comisión Conjunta de Espectroscopia), el organismo regulador para este campo.



  • Juan de la Cierva (Murcia, España, 1895 – Croydon, Reino Unido, 1936), inventor y científico aeronáutico español, ingeniero de caminos, canales y puertos y aviador. Inventó el autogiro, aparato precursor del actual helicóptero.

  • Arturo Duperier Vallesa (Pedro Bernardo, Ávila, 1896 — Madrid, 1959), fue un físico español, destacado especialmente por su estudio de la radiación cósmica, por el cual llegó a ser propuesto como candidato para el Premio Nobel de Física en 1958. En 1959 le fue concedido, a título póstumo, el Premio de Ciencias Juan March. Recibió en 1945 la Medalla y premio Faraday. Se formó desde 1924 bajo la dirección de Blas Cabrera (con quién formuló la "ley de Cabrera-Duperier), de quien era el discípulo predilecto, primero en el Laboratorio de Investigaciones Físicas, fundado en 1910, y luego en el departamento de Electricidad y Magnetismo del Instituto Nacional de Física y Química, que aquél dirigió hasta su exilio. Ejerció como profesor de la Universidad de Birmingham y en el Imperial College de Londres. Es en esta época, en la que se comenzó a considerar fundamental el conocer las variaciones de intensidad de los rayos cósmicos a nivel del mar en el transcurso del tiempo, fue requerida su participación en un proyecto desarrollado a tal fin, llevado a cabo por el Departamento de Física de la Universidad de Manchester. El proyecto estaba dirigido por el posteriomente Premio Nobel de Física P. M. S. Blackett. Duperier se consolidó, gracias al trabajo de esos años, como una autoridad mundial en materia de rayos cósmicos, la especialidad de la que ha derivado la moderna Física de partículas.



  • Felisa Martín Bravo (San Sebastián, 1898-¿?), física y meteoróloga donostiarra. Fue la primera española doctorada en Física. Se había licenciado en 1922. Por entonces, el físico Julio Palacios ya había iniciado sus trabajos sobre rayos X y estructuras cristalinas en el Laboratorio de Investigaciones Físicas (LIF). A ese programa de investigación se incorporó Felisa. Bajo su dirección, Felisa estableció la estructura de los óxidos de níquel y cobalto y del sulfuro de plomo, aplicando los métodos de Bragg y de Debye-Scherrer, mediante rayos X, trabajo que serviría de base para su tesis doctoral (en 1926). No fue hasta 1926, una vez ya doctora, que Felisa obtuvo una beca, de nuevo de la JAE, para viajar a los EEUU, y más tarde a Cambridge (Reino Unido), donde asistió a las clases de Ernest Rutherford, aunque también pudo profundizar en las ciencias atmosféricas: contactó con C. T. R. Wilson, una autoridad mundial en electricidad atmosférica, quien le instruyó en los sondeos atmosféricos (trabajo, por cierto, que le había encargado el Servicio Meteorológico, para la aplicación a la protección aeronáutica). Entre 1933 y 1937, Felisa se reincorporó al Servicio Meteorológico.Al finalizar la Guerra Civil, fue readmitida en el nuevo Servicio Meteorológico Nacional que se creó bajo el régimen de Franco. Finalmente logró ascender al cuerpo de meteorólogos. Toda su vida laboral permanecería como funcionaria.





  • José García Santesmases (Barcelona, Cataluña, 1907 – Madrid, 1989), fue un físico y pionero de la informática en España, constructor de la primera computadora analógica y primer microprocesador de fabricación española. En 1949 colabora en el Cavendish Laboratory de Cambridge y, seguidamente, durante algo más de un año, en el Computation Laboratory de la Universidad de Harvard, bajo la dirección de Howard H. Aiken.


  • Salvador Velayos (Lugo, 1908-¿?), físico especializado en ferromagnetismo, hizo su tesis doctoral, bajo la dirección de Blas Cabrera, sobre las medidas de las susceptibilidades paramagnéticas de compuestos de tierras raras en el rango de temperaturas más amplio estudiado hasta entonces. En febrero de 1936 consiguió la cátedra de Física Teórica y Experimental de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valencia.

  • Nicolás Cabrera (1913-1989), científico español, hijo de Blas Cabrera, que realizó un importante trabajo en la teoría del crecimiento de cristales (específicamente la teoría Burton-Cabrera-Frank) y la antioxidación del metal. Fue profesor en el departamento de física de la universidad de Virginia donde trabajó desde 1952. Fue conocido por su interés en la ingeniería y los materiales. En 1971 fundó el departamento de ciencias físicas en la Universidad Autónoma de Madrid (U.A.M.), dónde además impartió clases. Cabrera es considerado como un gran impulsor de la Física en España desde su vuelta del exilio.


  • Joaquín Catalá de Alemany, fue Catedrático de Física en la Universitat de València y autor de un libro de Física General muy usado en su época. Catalá fue catedrático en Valencia desde 1944, inicialmente de Física Teórica y Experimental, y posteriormente de Física General. En 1949, trabó contacto en la Universidad de Bristol con el grupo de C. F. Powell y G. P. S. Occhialini, que habían anunciado en 1947 el descubrimiento del pión, una de las partículas elementales. En el otoño de 1950 Catalá inició en Valencia una actividad totalmente nueva en España: el estudio de los núcleos atómicos y de las partículas elementales mediante la técnica de emulsiones fotográficas desarrollada en Bristol, en colaboración con el físico británico W. M. Gibson. El grupo de Valencia comenzó con cuatro personas: Catalá y tres estudiantes de doctorado: Fernando Senent Pérez, José Aguilar Peris y José Casanova González. Hacia 1958 ya se había consolidado tanto en el ámbito nacional como en el internacional.




  • Vicent Gandia Gomar (Clermont Ferrand, 1922 - Valencia, 1997), fue catedrático de Termodinámica en la Universidad de Valencia, donde había obtenido el título de Licenciado en Ciencias Físico- Químicas y Química (1946). En 1948 había obtenido por oposición una plaza de Ayudante de Meteorología del Servicio Meteorológico Nacional, y en 1949, también por oposición, la de Meteorólogo. Trabajó en Barcelona con el Profesor Don José María Vidal Llenas en refractometría interferencial de disoluciones, tema sobre el que versó su tesis doctoral (1958).



  • Carlos Sánchez del Río (Borja, Zaragoza, 1924 - 2013), fue un físico, profesor, investigador y académico español. Doctor en Ciencias por la universidad de Madrid desde 1948. Fue Académico de Número y Presidente de Honor de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. El primer contacto del Prof. Sánchez del Río con la física cuántica fue voluntario, como asignatura de doctorado en 1947 con D. Esteban Terradas. Se inició en investigación con D. Armando Durán en el campo de la óptica geométrica. Se doctoró en Ciencias en 1948. Siendo aún muy joven, obtuvo en 1950, tras oposición, la cátedra de Óptica (para explicar Física General) de la Universidad de La Laguna. Amplió sus estudios en la Universidad de Roma, el Centro Informazione Studi ed Esperience (Milán), la Université de Genève, la Eidgenössische Technische Hoschschule (Zurich) y la Universidad de Chicago entre 1948 y 1953. En Italia físicos de la escuela de Fermi le iniciaron en física de detectores y física de neutrones, mientras España correspondía aportando mineral de uranio, mientras que en Suiza aprendió espectroscopia nuclear con Paul Scherrer, midiendo correlaciones angulares entre fotones gamma. En Chicago tuvo el privilegio en Chicago de aprender cerca de genios consagrados como Enrico Fermi y Edward Teller, junto a otros jóvenes brillantes como Murray Gell-Mann y Valentine L. Telegdi. En colaboración con este último estudió experimentalmente la dispersión inelástica, por rodio metálico de gran pureza, de fotones de Bremsstrahlung procedentes del betatrón de la Universidad de Chicago. En este trabajo (probablemente se trata del primero en la famosa revista Physical Review con un español entre los firmantes) dan las gracias los autores a Gell-Mann por sus discusiones. Dirigió personalmente más de una veintena de tesis doctorales. Sus campos de investigación abarcaron desde la óptica citada de sus comienzos como doctorando hasta la mecánica cuántica de los átomos en sus años maduros. Hizo trabajos experimentales y otros puramente teóricos. La física atómica moderna y la física nuclear experimental moderna en nuestro país, así como la tecnología nuclear, han teni-do en él su pionero indiscutible. Bajo su dirección se diseñaron y construyeron cuatro reactores experimentales.



  • José Aguilar Peris (Valencia, 1924-2008), se licenció en Ciencias Químicas por la Universidad de Valencia, en 1947, y se doctoró en Ciencias Físicas por la Universidad de Madrid en 1955. Completa su formación en la Universidad de Birmingham (Reino Unido) y en el CERN de Ginebra (Suiza). Entre los años 1949 y 1960 trabajó en el equipo del profesor Catalá de Alemany en la Cátedra de Física Teórica y Experimental de la Universidad de Valencia.



  • María Inmaculada Paz Andrade (Pontevedra, 1928), es una influyente científica gallega. Posee un doctorado en Física (1963), y es catedrática de física aplicada en la Universidad de Santiago de Compostela. Amplió sus estudios en Manchester y en Marsella. En 1964 introdujo la microcalorimetría en España. Realizó trabajos sobre termodinámica aplicada, estudios calorimétricos y determinaciones de calor específica de sólidos y de líquidos.

  • Luis Ruiz de Gopegui (Madrid, 1929), fue responsable de las actividades de la NASA en España. Fue Director de la Estación de Seguimiento de Fresnedillas, que la NASA utilizó como apoyo, entre otras misiones espaciales, para los vuelos del programa Apolo, Skylab, Apolo-Soyuz y los primeros vuelos del Transbordador Espacial.



  • Federico García Moliner (Burriana, Castellón, 1930), es un físico y profesor universitario valenciano. García Moliner inició su carrera profesional en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para traslardarse rápidamente a la universidad estadounidense de Illinois, donde fue profesor durante tres años. A su retorno al CSIC, continuó sus trabajos en física del estado sólido (campo en el cual ocupó un importante papel, desarrollando una escuela española de investigación que pronto llegó a alcanzar renombre internacional), estudiando las propiedades de la materia sólida a partir de sus átomos, campo donde es considerado una autoridad mundial.

  • Alberto Galindo Tixaire (Zaidín, Huesca, 1934), es un físico teórico español pionero de la Física Teórica en España. Ha contribuido a la modernización de la enseñanza de la Física en nuestro país. Cofundador del Grupo Interuniversitario de Física Teórica (GIFT). Tiene unas 160 publicaciones en revistas internacionales y nacionales, y es autor o coautor de unos 20 libros. Trabajó bajó la dirección del Prof. Kurt Otto Friedrichs en Viena, y fue Investigador en la Division Théorique de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) en Ginebra de 1962 a 1964.

  • Manuel Cardona Castro (Barcelona, 1934), es un físico español, especializado en Física del estado sólido. Sus investigaciones más destacadas fueron en el estudio de los superconductores y la interacción de la radiación electromagnética con los materiales semiconductores. En 1956 obtuvo una beca para trabajar como graduado en la Universidad de Harvard, donde comenzó a desarrollar su tesis, con la que obtendría el doctorado por la Universidad de Madrid en 1958. Continuó trabajando y al año siguiente consiguió otro doctorado, esta vez por la Universidad de Harvard.

  • Antoni Lloret i Orriols (Barcelona, 1935), es un científico español. Ha escrito numerosos trabajos de investigación en los campos de la Física experimental nucleónica y subnucleónica, y sobre la síntesis de nuevos semiconductores para optoelectrónica. Partidario del uso de las energías renovables, ha sido pionero de la conversión fotovoltaica de la energía solar integrada en los edificios. Es el responsable científico del primer prototipo mundial de edificio con módulos multifuncionales termo-fotovoltaicos y transparentes conectados a la red eléctrica: la Biblioteca Pompeu Fabra de Mataró.


  • Eloísa López Pérez (Santiago de Compostela, 1938), licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid (1960) y doctora en 1973. Fue profesora titular de la Facultad de Físicas de la Universidad Complutense de Madrid desde el año 1975. Ha participado en 12 Proyectos de Investigación y Desarrollo financiados en convocatorias públicas y es coautora de más de 50 publicaciones internacionales en el área de magnetismo. Directora de la Revista Española de Física de la Real Sociedad Española de Física entre 1997 y 2006.


  • Fernando Flores Sintas (Cartagena, 1939), es un científico español especialista en Física condensada de la materia. Es ingeniero por la politécnica de Madrid (1963), licenciado en Física por la Universidad complutense de Madrid (1966), doctorado por el politécnico de Madrid en 1970, postdoctorados por Madrid 1970-1976, Universidad de Lille, Francia en 1976 y por el Imperial College de Londres en 1977. Es profesor en la Universidad Autónoma de Madrid desde 1978.

  • Francisco José Ynduráin Muñoz (Zaragoza, 1940 - Madrid, 2008), físico teórico español. Ynduráin volvió a la teoría cuántica de campos, en su aplicación al mundo real de las partículas elementales. Trabajó en Zaragoza, Nueva York y en el CERN. Miembro creador del Grupo Ínter universitario de Física Teórica (GIFT), fue uno de los primeros profesores que enseñaron física de partículas en la Universidad española antes de 1970. Yndurain fue profesor titular en la Universidad de Zaragoza hasta 1966, cuando se fue a investigar a la New York University hasta 1968. Al finalizar, se mudó a Ginebra para ser investigador en el CERN hasta el año 1970, a partir de ahí, continuo su relación con el CERN, como investigador, Investigador Senior Asociado (1976-1992) y como miembro del Comité de Política Científica (1988-1994). En 1970 tomo posesión de la cátedra de física en Madrid, en la Universidad Complutense e inmediatamente después en la Universidad Autónoma, donde fundó y lideró el grupo de investigación de física de partículas.


  • Manuel García Velarde (Almería, 1941), físico español especializado en física de fluidos, aunque abarca temáticas de diversidad extraordinaria y amplio espectro de fenómenos y problemas, materializada en más de 300 artículos en revistas científicas.

  • José Bernabeú Alberola, físico teórico español, licenciado por la Universidad de Valencia en 1967. Actualmente es catedrático de Física Teórica en la Universidad de Valencia y en el IFIC (Instituto de Física Corpuscular). En 2011 recibió la medalla de la Real Sociedad Española de Física, por su investigación en la Física de Altas Energías, su protagonismo en el establecimiento de esta disciplina en España, así como su liderazgo en destacados proyectos científicos, tanto españoles como europeos.

  • Manuel Aguilar Benítez de Lugo (Madrid, 1943), es un físico español en el campo de la Física de partículas, investigador en el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y vicepresidente de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN). Asociado a la Junta de Energía Nuclear-CIEMAT desde 1965. Ha realizado diferentes estancias en centros de Física de partículas como el CERN, el Laboratorio Nacional de Brookhaven y el Collége de France.

  • Gerardo Delgado Barrio (Santiago de Compostela, 1946), es un físico español e investigador en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el campo de la Física Atómica y Molecular.

  • Manuel Horno Montijano (Torre del Campo, Jaén, 1947 - Sevilla, 1998), fue profesor en el Departamento de Electrónica y Electromagnetismo de la Universidad de Sevilla desde 1969, donde desarrolló una extensa actividad investigadora en el campo del electromagnetismo aplicado, en particular a los circuitos de alta frecuencia (microondas). En este terreno fue uno de los pioneros.


  • Rolf Tarrach Siegel (Valencia, 1948), es un catedrático español de física teórica, rector de la Universidad de Luxemburgo y antiguo Presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.Doctor por la Universidad de Barcelona, Tarrach fue catedrático de Física Teórica en las Universidades de Valencia y Barcelona.Está especializado en teoría cuántica de campos, teoría de partículas elementales, mecánica cuántica y teoría cuántica de la información.

  • Lluís González-Mestres (Barcelona, 1948), es un físico de partículas catalán que trabaja en París y en Annecy, en Francia. Pertenece al CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica), en Francia, e investiga en física de partículas elementales, tanto teórica como experimental, con énfasis en la investigación interdisciplinar más cercana a la astrofísica (p.ej.: física de neutrinos, materia oscura, detectores criogénicos, relatividad...). Forma parte del CNRS desde enero de 1972.

  • Javier Tejada Palacios (Castejón, Navarra, 1948), es un físico y científico navarro especializado, dentro de la física magnética, en magnetismo cuántico. En los últimos 20 años ha hecho contribuciones sobresalientes como la primera evidencia experimental del efecto túnel de la magnetización, el descubrimiento del efecto túnel resonante de espín o el descubrimiento de la coherencia cuántica de espín.


  • Emilio Méndez Pérez (Lérida, 1949), es un físico catalán. Es doctor en Física por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Entre 1979 y 1995 fue investigador en el laboratorio Thomas J. Watson de la empresa IBM, donde fue colaborador directo del Premio Nobel de Física Leo Esaki. Desde 1995 es catedrático de Física de la materia condensada en la Universidad del Estado de Nueva York en Stony Brook.


  • Pedro Miguel Echenique (Isaba, Navarra, 1950), es un científico español especializado en Física del estado sólido. En 1998 le concedieron el Premio Max Planck de Física, y ese mismo año obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por sus descubrimientos en la predicción teórica de estados electrónicos imagen en la superficie de sólidos. También ha realizado importantes aportaciones en el campo de las interacciones ion-materia y de las pérdidas de energía de electrones en microscopía electrónica y de efecto túnel. En 1976 obtuvo el Philosophical Doctor (PhD) en Física por la Universidad de Cambridge y en 1977 se doctora en Física por la Universidad Autónoma de Barcelona.

  • Pedro Arrojo Agudo (Madrid, 1951), es Doctor en Ciencias Físicas por la Universidad de Zaragoza y especialista en Mecánica de Fluidos. Su investigación está centrada desde hace 15 años en la Economía del Agua. Arrojo ha sido el primer español en recibir el Premio Goldman de Medioambiente en la categoría Europa, por haber sabido conjugar su brillante currículo científico y profesional con su compromiso social, desde la no violencia, en favor del medio ambiente y del desarrollo sostenible.


  • Maxi San Miguel (Barcelona, 1952), es catedrático de Física de la materia condensada en la Universidad de las Islas Baleares. Su carrera científica dio sus primeros frutos en el ámbito de los procesos estocásticos, más en concreto en teorías de fluctuación, disipación y respuesta en procesos descritos por ecuaciones de Fokker-Planck. Sus estudios incluyeron análisis de teorías de campos a temperatura finita y cuantización estocástica, para hacer luego aportaciones fundamentales en la descripción de procesos estocásticos distintos de los markovianos.


  • David Jou i Mirabent (Sitges, 1953), es un físico, científico y poeta español. Doctorado en Ciencias Físicas por la Universidad Autónoma de Barcelona en 1978 en la que es catedrático de Física de la materia condensada y especializado en la investigación de la Termodinámica de procesos irreversibles y mecánica estadística de sistemas fuera del equilibrio, área en que ha publicado unos doscientos artículos en revistas internacionales y varios libros.


  • Rafael Rodrigo Montero (Granada, 1953), es un astrofísico español. Inició su carrera investigadora en 1975, en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, entidad que pasó a dirigir entre 1990 y 2004. Especializado en atmósferas planetarias, aeronomía, cuerpos menores y exploración del Sistema Solar, ha publicado más de 200 trabajos científicos y goza de numerosos premios y reconocimientos, entre ellos dos de la NASA y dos de la ESA.

  • Agustín Sánchez-Lavega (Bilbao, 1954), es catedrático de Física Aplicada en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao (Universidad del País Vasco) y es un destacado astrofísico cuya labor de investigación se centra en el estudio del Sistema Solar. Su especialidad es el estudio de las atmósferas planetarias, en donde ha hecho contribuciones al estudio de las atmósferas de Venus, Júpiter, Saturno, Titán y planetas extrasolares.

  • Miguel Ángel Solano Vérez (Mundaka, Vizcaya, 1960), fue profesor del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones de la Universidad de Cantabria en el área de Electromagnetismo. Desarrolló una extensa actividad investigadora desde 1984 comenzando con la caracterización de guías con medios anisótropos y sus trabajos se desarrollaron también sobre campos magnéticos en circuitos pasivos, métodos numéricos en electromagnetismo, propagación guiada, discontinuidades dieléctricas, dispositivos y medios giromagnéticos, medios complejos en microondas y band-gaps electromagnéticos.



  • José Antonio Sobrino (Outomuro, 1961), es un físico español, profesor e investigador en la Universidad de Valencia en el campo de la Teledetección. Sus líneas de investigación se centran en el estudio de los cambios que sufre nuestro planeta analizados con el soporte de satélites de Teledetección y el tratamiento digital de las imágenes suministradas por los mismos. Elaborando algoritmos operativos que permiten estimar la temperatura y emisividad de la superficie terrestre, la evapotranspiración, la inercia térmica, el contenido total en vapor de agua de la atmósfera, la humedad del suelo así como estudiar la dinámica espacio-temporal de la cobertura terrestre y la isla de calor entre otros.


  • Pedro Duque (Madrid, 1963), ingeniero aeronáutico, conocido principalmente por haber sido el primer astronauta de nacimiento y nacionalidad española.

  • Juan Manuel Rodríguez Parrondo (Madrid, 1964), es un físico español, conocido por la notablemente contraintuitiva paradoja de Parrondo, en la que la elección de estrategias perdedoras puede conducir a una victoria. En 1996, desarrolló los juegos de oportunidad (ahora llamados juegos de Parrondo), que exhibieron este fenómeno aparentemente paradójico. Gran parte de su trabajo afecta a la termodinámica y la información y es conocido por contribuciones a la teoría los cambios de estado inducidos por ruido, al trinquete browniano, a la física de la información y a la mecánica estadística.

  • Juan Ignacio Cirac (Manresa, Cataluña, 1965), es un físico español reconocido por sus investigaciones en computación cuántica y óptica cuántica, enmarcadas en la teoría cuántica y en la física teórica. Desde 2001 es director de la División Teórica del Instituto Max-Planck de Óptica Cuántica (Max-Planck-Institut für Quantenoptik) en Garching, Alemania. Ha recibido numerosos premios y distinciones.

  • Adán Cabello Quintero (Madrid, 1968), es un científico e investigador en el campo de la física cuántica. El trabajo de Cabello se ha centrado en el estudio de la no-localidad cuántica y la contextualidad cuántica, y de sus aplicaciones en información cuántica y computación cuántica. Es autor de más de 120 artículos científicos sobre estos temas.




EN EL CAMPO DE LA QUÍMICA:



  • Andrés Manuel del Río Fernández (Madrid, 1764, Ciudad de México, 1849), científico y naturalista, fue el descubridor del elemento químico vanadio, al que él denominó eritronio.

  • Pedro Gutiérrez Bueno, químico y farmacólogo español nacido a mediados del s. XVIII y fallecido en Madrid en 1822. Fue boticario mayor de Su Majestad, y publicó un Prontuario de Química, Farmacia y Materia Médica en 1815, en el que resaltaba que la química era imprescindible para recetar los medicamentos adecuados para tratar una determinada enfermedad.



  • Fausto Delhuyar (Logroño, 1755 - Madrid, 1833), fue un químico e ingeniero de minas español, descubridor del wolframio junto a su hermano Juan José Delhuyar en 1783.

  • Juan José Delhuyar (Logroño, 1754 - Bogotá, 1796), fue un afamado químico español nacido en La Rioja que junto a su hermano Fausto logró aislar el wolframio por primera vez.

  • Juan Manuel de Aréjula, (Lucena, Córdoba, 1755-Londres, 1830), médico y químico español. En 1784 fue enviado a París a estudiar la química con Antoine Fourcroy; su larga permanencia en la capital francesa junto a personalidad tan destacada, con quien llegó a ser "demostrador", le permitió vivir momentos cruciales en la definitiva constitución de la química. En 1795, a la sazón catedrático de química en el Colegio de Cirugía de Cádiz, fue el encargado de pronunciar el discurso de apertura del año académico, y decidió hablar Sobre la necesidad de la quimia en la teoría, y la práctica de la medicina. En su alocución destacaba que los mismos procesos que tienen lugar fuera del organismo tienen lugar también dentro del mismo, abogando por una mayor presencia de los nuevos descubrimientos en física y química en la práctica médica.



  • Antonio Casares Rodríguez (Monforte, Lugo, 1812-Santiago de Compostela, 1888), primer catedrático de Química de la Universidad de Santiago, introductor del análisis espectroscópico en nuestro país, líder del equipo que realizó la primera anestesia clorofórmica en España. Fue, en definitiva, uno de los creadores del análisis químico e iniciador de la espectroscopia experimental. Asimismo fue un experto en nutrición y toxicología. Es también un referente en el análisis de aguas minero-medicinales, que llevó a cabo durante 40 años. Detectó la presencia de rubidio y cesio en aguas gallegas. En 1843 se instaló como farmacéutico en Santiago, en la Praza do Toural, en una farmacia que hoy en día sigue en funcionamiento y en propiedad de descendientes directos de Casares. Además, realizó la primera iluminación pública por electricidad, mediante arco voltaico en nuestro país.


  • José Casares Gil (Santiago de Compostela, 1866 - 1961), químico y farmacéutico español. En 1896 fue en viaje de estudios a Múnich, donde trabajó bajo la dirección del profesor Adolph Baeyer. Por este motivo conoció las técnicas de la investigación química, que tanto esplendor tenían entonces en Alemania. Fue condiscípulo de Richard Willstätter, Heinrich Wieland y otros, con los que mantuvo estrecha amistad durante toda su vida. Deseoso de completar su formación con el conocimiento de otras escuelas, estuvo en París con Henri Moissan, el descubridor del flúor y autor de brillantes técnicas de investigación en bajas y altas temperaturas. Más tarde, en 1899, se trasladó a los EEUU, donde trabajó en Nueva York con Smidt en la separación de metales nobles y tierras raras.


  • Pompeu Fabra i Poch (Vila de Gràcia, Barcelona, 1868 - Prada de Conflent, 1948), fue un ingeniero y filólogo catalán, conocido por haber establecido la normativa moderna de la lengua catalana. Cursó estudios de ingeniería industrial, los cuales alternó progresivamente con una fuerte inclinación autodidacta por la filología. En 1902 ganó por oposición la cátedra de Química de la Escuela de Ingenieros de Bilbao. Años después regresó a Cataluña para fundar la sección filológica del Institut d'Estudis Catalans. En 1932 accedió directamente a la cátedra de lengua catalana de la Universitat de Barcelona.



  • Benito Oliver Rodés (Barcelona, 1880-1970), doctor en Farmacia. En 1902, inició un Libro Registro de Análisis con numeración independiente del libro recetario de su farmacia en Barcelona. De este modo quedó fundado el Laboratorio de Análisis que ha seguido funcionando sin interrupción, y que en el año 2002 celebró su centenario. En 1928 se incorpora su hijo, el Dr. Benito Oliver Suñé, quién introduce la microbiología clínica, alimentaria e industrial. En 1974, su nieto Benito Oliver-Rodés Clapés orienta el trabajo del laboratorio hacia el análisis de todo tipo de aguas y a la microbiología alimentaria, ofreciendo además asesoramiento profesional, técnico y legal. Actualmente su nombre aparece en la mayoría de aguas envasadas, aparte de en otros productos. Actualmente, Jorge Oliver-Rodés Sen, bisnieto del fundador, continúa la tradición familiar en la Dirección de la empresa.


  • Martina Casiano Mayor (Madrid, 1881 - ¿?), fue la primera socia de la Sociedad Española de Física y Química. En el año 1905 ocupó el puesto de profesora en un colegio público y apenas unos meses después se traslada a la Escuela Normal de Maestras de Vizcaya. En el año 1911 marcha a Madrid para realizar un curso de química, y al año siguiente es admitida por la Real Academia de Física y Química. Ese mismo año viaja a Alemania (1912-1913) gracias a una de las becas de la Junta para Ampliación de Estudios. Finalizada la beca regresa a Bilbao, pero al año siguiente vuelve a solicitar la beca para viajar a Alemania y realizar estudios sobre la física y la química.




  • Enrique Moles Ormella (Barcelona, 1883 - Madrid, 1953), farmacéutico, químico y físico español, considerado el químico más relevante de la ciencia española anterior a la Guerra Civil, e introductor de la Química Física en España. Fue jefe de la sección de Química Física en el Laboratorio de Investigaciones Físicas que dirigía Blas Cabrera. Se centró fundamentalmente en la determinación de las masas atómicas de los elementos por medio del método de las densidades límite de los gases, aunque también se ocupó de otras materias, como la determinación de los volúmenes moleculares. Esto le valió los premios internacionales Cannizzaro, Van't Hoff y Solvay. Fue reconocido internacionalmente por sus trabajos de determinación de los pesos atómicos. Creyó que basándose exclusivamente en datos experimentales era posible fijar los pesos atómicos y moleculares de los elementos. La dificultad práctica de obtener medidas físicas como la temperatura, la presión o el peso, cuando lo que se buscaba era la mayor precisión posible, constituía el principal reto al que entonces se enfrentaban los investigadores. Y fue en este punto donde Moles centró su atención, diseñando técnicas de gran sofisticación para la época, que le valieron el reconocimiento internacional: en 1921 fue invitado por el profesor Moureu, presidente de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC), a formar parte de la Comisión Internacional de Pesos Atómicos, con científicos como Brauner, Guye, Nasini, Richards y Swarts. Representó oficialmente a España en la Conferencia de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada celebrada en Bruselas el 27 de junio de 1921. En 1934 organizó, junto con la Sociedad Española de Física y Química, el IX Congreso Internacional de Química, y casi dos décadas después, en 1951, fue nombrado para ocupar el cargo de secretario de la Comisión Internacional de Pesos Atómicos de la Unión Internacional de Química. También fue vicepresidente de la IUPAC.




  • Jenara Vicenta Arnal Yarza (Zaragoza, 1902-Madrid, 1960), primera doctora en Ciencias Químicas de España, desarrolló una importante labor investigadora y docente. En el curso académico de 1922-1923 comenzó sus estudios de Ciencias Químicas en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, en calidad de alumna “no oficial”, licenciándose en 1927. La profesora Vicenta Arnal comenzó su labor investigadora en 1926, en los laboratorios de Química Teórica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, en la Escuela Industrial de dicha ciudad, en la Escuela Superior de Trabajo de Madrid, en el Anstalt für Anorganische Chemie de la Universidad de Basilea, como pensionada de la Junta de Ampliación de Estudios, y en el Instituto Nacional de Física y Química de Madrid, donde prosiguió y amplió los trabajos iniciados en Suiza y Alemania. En 1928 aprobó las oposiciones a Cátedras de Física y Química de Instituto. En febrero de 1929, siendo auxiliar de la Facultad de Ciencias de Zaragoza, solicitó la concesión de una beca para investigar en Suiza y en Alemania sobre Electroquímica, en calidad de pensionada de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas. Entró a formar parte de la Sociedad Española de Física y Química, en 1929, y en 1933 entró a trabajar en la Sección de Electroquímica del INFQ. El 29 de mayo de 1947 le fue concedida una autorización para poder acudir al Primer Centenario de la Royal Society y al XI Congreso Internacional de Química Pura y Aplicada que se celebró en Londres en julio de 1947.


  • Pilar de Madariaga Rojo (Madrid, 1903-¿?), se licenció en Químicas en 1929 e inició una notable carrera investigadora y docente. Obtuvo una beca de la prestigiosa universidad de mujeres Vassar College (Poughkeepsie, Nueva York) para el curso 1929-30, que complementó con otra de nueve meses concedida por la Junta de Ampliación de Estudios (JAE) siendo una de las diez mujeres becadas por la JAE en la década de 1920. En el verano de 1930 realizó una estancia en Stanford University, California, y después estudió en la Universidad de Columbia, Nueva York (1930-32), becada por la propia Universidad de Columbia. De estos tres años de formación en Estados Unidos, en los que estudió Espectroscopía y Óptica Física, trajo a España las técnicas espectroscópicas aplicadas en aquel país. De 1932 a 1936 fue investigadora en la Sección de Espectroscopía del Instituto Nacional de Física y Química (INFQ), en el equipo del prestigioso científico Miguel Catalán. Se dedicó al estudio del espectro del molibdeno y publicó los resultados con Miguel Catalán en 1933. También estudió la concentración de mercurio en el aire de las minas de Almadén, para lo cual el método espectroscópico presentaba ventajas sobre los habituales en la época. De 1933 a 1934 fue catedrática de Física y Química del Instituto de Puertollano.


  • Dorotea Barnés González (Pamplona, 1904-¿?), estudió Ciencias Químicas en la Universidad Complutense de Madrid y realizó la tesis doctoral en el Instituto de Óptica Daza del Valdés bajo la dirección del profesor Miguel A. Catalán. Fue becada por la JAE (Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas) en Estados Unidos e investigadora en el Instituto Nacional de Física y Química (INFQ). Jugó un papel esencial en la introducción de la espectroscopia Raman en España. Su trabajo se desarrolló fundamentalmente en el campo de la espectroscopia infrarroja y Raman-Laser, aplicadas a diferentes problemas de interés científico, médico, farmacológico e industrial. Desde 1975 hasta 1979 fue Encargada de la Sección de Espectros Moleculares y del Laboratorio de Espectroscopia Molecular, y de 1979 a 1990 Jefe de la Unidad de Espectros Moleculares del Instituto de Óptica. A lo largo de su carrera ha sido una referencia para importantes grupos de espectroscopia y ha recibido importantes galardones.


  • Fernando Burriel Martí (Valencia, 1905 - Madrid, 1978), estudió la carrera de Ciencias Químicas, licenciándose en Valencia en 1928 con la calificación de sobresaliente. Fue catedrático por oposición de Química Tecnológica y Análisis Físico-Químico de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación (1932), y catedrático de Química Analítica de la Facultad de Ciencias de las Universidades de Granada y Madrid.




  • Maximiliano Gutiérrez de Celis y Hervás (Cantabria, 1906- 1986), fue un químico y catedrático de universidad. Trabajó en Madrid, Sevilla, Santiago de Compostela, Salamanca y Valladolid. Fue considerado una de las máximas autoridades en Química Inorgánica entre 1935 y 1976, sobre todo en el campo de las halogenosales. Su libro Prácticas de Química Inorgánica (1942), sigue siendo obra de consulta obligada en una decena de universidades españolas.



  • Josefa González Aguado (Albuñuelas, Granada, 1907-1955), se licenció en Farmacia y en Químicas en Madrid en 1930 y 1931. Después fue becaria en la Sección de Espectroscopia del Instituto Nacional de Física y Química de Madrid entre 1933 y 1936, donde colaboró con Santiago Piña de Rubíes en la determinación de las rayas analíticas cuantitativas del hafnio, itrio, lantano, escandio, bario, estroncio, calcio, magnesio y berilio.


  • Ramón de Izaguirre y Porset, se se licenció en la Universidad de Oviedo, hizo su doctorado en Madrid con E. Moles y fue director de la fábrica de amoníaco sintético de la Sociedad Ibérica del Nitrógeno en Langreo (Asturias). En 1922 publicó junto con Wolfgang Ostwald una teoría para la adsorción en disolución. La teoría desarrollada por Wolfgang Ostwald y Ramón de Izaguirre en la Universidad de Leipzig (Alemania) para la adsorción en disolución surgió en un momento (segunda década del siglo XX) de particular brillantez para la química de superficies. En 1934 obtuvo la cátedra de Química Teórica y Electroquímica en la Universidad de Oviedo.



  • Carmen Herrero Ayllón, se licenció en 1933 en Ciencias Químicas, siendo una de las primeras mujeres en obtener la licenciatura en la Universidad Central de Madrid. Trabajó posteriormente en el Laboratorio del Instituto Nacional de Física y Química.


  • José Ignacio Fernández Alonso (1917-1999), fue un químico español, pionero de la química cuántica en nuestro país. En 1951 fue "research fellow" en el CALTECH (Instituto de Tecnología de California), dónde colaboró intensamente con Linus Pauling. También realizó estancias en el Centre de Chimie Théorique de France. En 1945 había asumido la cátedra de química física y electroquímica en la Universidad de Valencia. En 1971 se traslada a la cátedra de Química Física de la Universidad Autónoma de Madrid. El compendio de muchas de sus publicaciones se puede hallar en Electronic Structures in Quantum Biochemistry, en la prestigiosa colección Advances in Chemical Physics (volumen 6, número 1, año 1964) siendo el primer español invitado a publicar en dicha revista.


  • Salvador Senent, catedrático de Química Física en la Universidad de Valladolid, hizo una estancia en el King's College de Londres en 1951, y varias estancias (1952-1967) en el Mathematical Institute de la Universidad de Oxford, colaborando con el profesor Coulson en el estudio de la aplicación del método de orbitales moleculares. Su preocupación por la docencia le impulsó a crear, en 1980, el Grupo Especializado de Didáctica de Física y Química (Reales Sociedades de Física y de Química).



  • Eduardo Primo Yúfera (Puerto de Mazarrón, 1918 - Valencia, 2007), fue un químico español, presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas entre 1974 y 1977. En 1941 se graduó en Ciencias en la Universidad de Valencia y tres años más tarde obtuvo el doctorado en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid. En 1947 comenzó a trabajar en la Universidad de Valencia como profesor adjunto de Química Orgánica. En 1952 se trasladó a Basilea (Suiza) con una beca de investigación. En 1960 fundó el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) de Valencia. En 1965, obtuvo la cátedra de Química y Análisis Agrícola en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Valencia. A lo largo de su carrera recibió numerosos premios.


  • Rosario Domingo Sebastián(Torre los Negros, Teruel, 1931), es una química española, primera mujer doctora por la Universidad de Valencia (1957). Fue doctoranda del Prof. Fernández Alonso en el campo de la química cuántica, y desarrolló una importante carrera docente en esta Universidad, en el departamento de Química Física.



  • María Josefa Molera (Isaba, Navarra, 1921-Madrid, 2011), completó sus estudios en 1942, como licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad Central de Madrid, en sólo 3 años y con excelentes calificaciones. Se especializó con éxito en el estudio de reacciones térmicas en fase gaseosa, y creó un grupo de investigación en cinética química en el Instituto de Química-Física Rocasolano (CSIC, Madrid). Posteriormente tuvo un papel muy importante en el desarrollo de las técnicas analíticas de cromatografía de gases y en la introducción de los métodos espectroscópicos de fotólisis de destello en España. Al principio de la década de los 1950s realizó una estancia en el Physical Chemistry Laboratory de la Universidad de Oxford, dirigido por el profesor Cyril N. Hinshelwood, que obtendría el Premio Nobel (1956) por sus estudios sobre cinética química. Su contribución al conocimiento científico fue reconocida con distinciones como el Premio Alfonso X el Sabio del CSIC, la Medalla de Química de la Real Sociedad Española de Física y Química, el Premio Perkin-Elmer Hispania de Cromatografía, etc...


  • Ana María Lajusticia (Bilbao, 1924), es licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Madrid y ha realizado estudios sobre Agricultura y alimentación animal, publicando artículos sobre el tema, en revistas especializadas. Está considerada como una pionera en la investigación nutricional. Desde principios de los 70, se dedicó al estudio de la Dietética, basado en la Bioquímica y la Biología Molecular, y participando en diversos congresos sobre esta materia. Sus extensos conocimientos teóricos y prácticos le llevaron a escribir su primera obra "La alimentación equilibrada en la vida moderna", que constituyó un extraordinario éxito, a la que siguieron otras nueve obras.



  • José Beltrán Martínez, Catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Valencia, cuya actividad docente e investigadora fue clave para la renovación de los estudios de química.



  • José Elguero Bertolini (Madrid, 1934), es un químico español que fue presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas entre 1983 y 1984. Licenciado y doctor en Ciencias Químicas por las Universidades de Montpellier y Madrid, está especializado en química heterocíclica, espectroscopias, química teórica, y química orgánica física. Ha publicado más de mil trescientos artículos y es miembro del consejo asesor de doce publicaciones científicas.

  • Agustín Escardino Benlloch (Valencia, 1934), es un científico e investigador español. Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de Valencia. De 1979 a 1984 fue vicerrector de dicha universidad y catedrático en ingeniería química desde 1965 a 1991, cuando se trasladó a la Universidad Jaime I de Castellón donde, entre otros proyectos, dirige el Instituto Universitario de Tecnología Cerámica y preside la Comisión de Nuevas Tecnologías del Alto Consejo Consultivo en Investigación, Desarrollo e Innovación de la Generalitat Valenciana. Sus principales trabajos de investigación se han centrado en la ingeniería y tecnología química, tecnología de la alimentación y, especialmente, en el campo de la tecnología cerámica.



  • José Joaquín Barluenga (Tardienta, Huesca, 1940), es un químico e investigador español. Tras doctorarse realiza su estancia Postdoctoral entre 1967-1970 en el Max-Planck-Institut für Kohlenforschung en Mülheim bajo la dirección del profesor Heinz Hoberg en el departamento de química organometálica.


  • Luis Oro (Zaragoza, 1945), es un científico español especializado en química organometálica y catálisis homogénea. Sus contribuciones científicas se resumen en más de 500 artículos científicas, 6 libros, 10 revisiones, 10 capítulos en libros colectivos y 2 patentes. Fue presidente de la Real Sociedad Española de Química entre 2001 y 2005.



  • Miguel Valcárcel Cases (Barcelona, 1946), químico especializado en química analítica. Sus principales líneas de trabajo se enmarcan en la automatización, simplificación, miniaturización y calidad de procesos (bio)químicos de medida; algunas de las cuales son: automatización en el laboratorio, análisis por inyección en flujo, separaciones continuas no-cromatográficas, hibridaciones instrumentales, sensores (bio)químicos de flujo continuo, metrología en química, sistemas de screening de muestras, estrategias analíticas de vanguardia-retaguardia y, recientemente, el empleo de nanoestructuras de carbono como objetos y herramientas para generar información química de calidad. Ha trabajado en la Faberfabriken Bayer (Colonia, Alemania) en el departamento de I+D dedicado a siliconas, en la Universidad Estatal de Oklahoma (USA) y en el Departamento de Química de la Universidad de Bradford (UK), en distintas etapas de su trayectoria científica.


  • Claudi Mans Teixidó (Badalona, 1948), catedrático emérito del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Barcelona, ha sido decano de la Facultad de Química y presidente de la División de Ciencias. Es autor de artículos científicos y de divulgación, comunicaciones a congresos y conferencias para públicos de todos los niveles, así como de diversos libros de texto y de divulgación.


  • Carlos Martínez Alonso (Villasimpliz de Gordón, León, 1950), científico español. En 1974 se licenció en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, donde se doctora cuatro años más tarde. Ha sido presidente de la European Molecular Biology Conference, y vicepresidente del Consejo del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Heidelberg, es así mismo miembro de las más prestigiosas sociedades científicas, del Comité Editorial de varias revistas internacionales y autor de más de 400 publicaciones en las más prestigiosas revistas internacionales.


  • Avelino Corma (Moncófar, Castellón, 1951), es el investigador español más citado en química (habiendo publicado más de 700 artículos). Fundador y ex-director (1990-2010) del Instituto de Tecnología Química (ITQ), centro de investigación mixto creado en 1990 por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Trabaja en el diseño molecular de catalizadores y en procesos catalíticos sostenibles en los campos del refino de hidrocarburos y derivados de la biomasa, y química fina. Ha publicado más de 900 artículos en revistas nacionales e internacionales, y ha escrito tres libros y varias revisiones. Es autor de más de 100 patentes, 10 de ellas en explotación comercial. Es revisor habitual de libros y manuscritos para numerosas publicaciones científicas periódicas y ha formado parte del Comité Editorial de numerosas revistas científicas.



  • Toribio Fernández Otero (Palacios del Sil, León, 1951), es un científico español, referente mundial en investigación sobre polímeros conductores y sus aplicaciones electroquímicas en músculos artificiales, ventanas inteligentes, membranas adaptables o interfases nerviosas; siendo el primer químico español en ser invitado, en 2007, a la célebre conferencia Solvay. Sus investigaciones se centran en la síntesis, propiedades y aplicaciones electroquímicas de polímeros conductores, lo que le ha llevado a desarrollar y patentar, en 1992, los primeros músculos artificiales, los primeros músculos sensores del ambiente y los primeros músculos con sensibilidad táctil.

  • Pedro José Campos García (Zaragoza, 1951), es un profesor de Química Orgánica de la Universidad de La Rioja. Se licenció en Químicas por la Universidad de Zaragoza en 1973. En la Universidad de Oviedo fue profesor entre 1977 y 1980, y obtuvo el título de doctor en 1978. En la Universidad de Wisconsin-Madison desarrolló una estancia investigadora entre 1980 y 1982. Su tarea investigadora se ha dirigido hacia las siguientes líneas: química organometálica (compuestos organomercúricos, organolíticos, carbenos de cromo, molibdeno y wolframio), metodología de síntesis orgánica (halogenaciones, heterociclos, sistemas nitrogenados), fotoquímica orgánica (azadienos, iminas, metalcarbenos), química computacional, poliésteres para resinas alquídicas y medio ambiente.


  • Eugenio Coronado Miralles (Valencia, 1959), es un químico y físico español especializado en nuevos materiales con propiedades eléctricas, magnéticas y ópticas. Actualmente es director del Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) de la Universidad de Valencia. En los últimos años su investigación se ha centrado en el uso de una aproximación molecular para diseñar materiales multifuncionales y nanoimanes moleculares. Los resultados de esta investigación se han plasmado en unos 300 trabajos en revistas científicas internacionales de Química y Ciencia de Materiales y en unos 25 trabajos de revisión. En el año 2000 publicó en la prestigiosa revista Nature el descubrimiento del primer material molecular con coexistencia de ferromagnetismo y conductividad metálica. Los expertos calificaron el material de “sueño hecho realidad” y “material híbrido que abre una nueva frontera en la electrónica molecular”. En 2003 fue galardonado con el Premio Rey Jaime I de Nuevas Tecnologías, y en 2009 con el Premio Nacional de Investigación, área de Ciencias Físicas, Materiales y de la Tierra, otorgados por el Ministerio de Ciencia e Innovación.



  • Fernando Sapiña Navarro (Valencia, 1964), es profesor del Departamento de Química Inorgánica e investigador del Instituto de Ciencia de los Materiales de la Universitat de València. Su investigación está orientada al diseño de vías de síntesis de materiales con composición, microestructura y propiedades controladas. Ha trabajado en magnetismo molecular, superconductores y materiales magnetorresistentes. Es un gran divulgador de la ciencia, habiendo publicado Un futur sostenible? El canvi global vist per un químic preocupat, finalista del VI Premi Europeu de Divulgació Científica Estudi General (2000), convocado por la Universitat de València y el Ayuntamiento de Alzira, y también El repte energètic. Gestionant el llegat de Prometeu, finalista del X Premi Europeu de Divulgació Científica Estudi General (2004).


  • Amador Menéndez Velázquez (Oviedo, 1969), es doctor en Química por la Universidad de Oviedo, y miembro del Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN). Sus líneas de investigación comprenden la nanotecnología y la energía fotovoltaica, y es el autor de MOLFINDER, un sistema para la determinación del enlace químico mediante la difracción de rayos X. Es autor del libro Una revolució en miniatura. Nanotecnologia al servei de la humanitat, ganador del XV Premi Europeu de Divulgació Científica Estudi General.




EN EL CAMPO DE LA BIOQUÍMICA:



  • Antonio José Cavanilles y Palop (Valencia, 1745 — Madrid, 1804), fue un botánico y naturalista español. Cavanilles es el principal precursor nacional de las teorías modernas sobre el ordenado aprovechamiento de los recursos naturales y el desarrollo sostenible.

  • Santiago Ramón y Cajal (Petilla de Aragón, Navarra, 1852 - Madrid, 1934), fue un médico español, especializado en histología y anátomo-patología. Obtuvo el Premio Nobel de Medicina en 1906 por descubrir los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas, una nueva y revolucionaria teoría que empezó a ser llamada la «doctrina de la neurona», basada en que el tejido cerebral está compuesto por células individuales.


  • José Rodríguez Carracido (Santiago de Compostela, 1856 - Madrid, 1928), fue un bioquímico y farmacólogo español, pionero de la Bioquímica en España.


  • Severo Ochoa de Albornoz (Luarca, 1905 – Madrid, 1993), fue un científico español de renombre internacional. En 1959 fue galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina. Pronto desarrolló interés por la Biología, y se centró en el estudio del metabolismo energético, con especial atención a las moléculas fosforiladas. En la década de los 1930s viajó al London National Institute for Medical Research, donde trabajó con Sir Henry Dale en el estudio de la vitamina B1, de la enzima glioxalasa. Estos estudios fueron el comienzo del importante interés en el estudio de la enzimas que Ochoa tuvo a lo largo de su vida, y supuso una revolución en el estudio del metabolismo intermediario. En septiembre de 1936 viajaron a Alemania, luego al Reino Unido y finalmente, en 1940 pasó a afincarse en los Estados Unidos. En 1941 consigue trabajo en la Universidad Washington de San Luis y en 1945 en la Universidad de Nueva York. Ochoa se dedicó a realizar investigaciones sobre farmacología y bioquímica que le valieron la medalla Bewberg en 1951. En 1954, prosiguiendo con sus trabajos sobre la fosforilación oxidativa, descubrió una enzima, la polinucleótido fosforilasa, capaz de sintetizar ARN in vitro a partir de ribonucleosidodifosfatos. En 1955 Ochoa publicó en el Journal of the American Chemical Society, con la bioquímica francorrusa Marianne Grunberg-Manago, el aislamiento de una enzima del colibacilo que cataliza la síntesis de ARN, el intermediario entre el ADN y las proteínas. Los descubridores llamaron «polinucleótido-fosforilasa» a la enzima, conocida luego como PNPasa, tratándose de una polirribonucleótido nucleotidil-transferasa. El descubrimiento de la polinucleótido fosforilasa dio lugar a la preparación de polinucleótidos sintéticos de distinta composición de bases con los que el grupo de Severo Ochoa, en paralelo con el grupo de Marshall Nirenberg, llegaron al desciframiento de la clave genética. En 1956, el norteamericano Arthur Kornberg, discípulo de Ochoa, demostró que el ADN se sintetiza igualmente mediante su polimerasa. Ambos compartieron el Premio Nobel en 1959. Severo Ochoa desempeñó un papel importante en la creación de la Sociedad Española de Bioquímica en 1963, hoy Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular y participó posteriormente asidua y activamente en los Congresos de la Sociedad.



  • Santiago Grisolía (Valencia, 1923), es un bioquímico español. Se licenció en Medicina por la Universidad de Valencia en 1944. Después de obtener su doctorado en Madrid en 1949, amplió sus estudios en Estados Unidos en la Universidad de Nueva York, bajo la supervisión de Severo Ochoa. En esta universidad inició sus investigaciones en fijación del anhídrido carbónico, tema en el que seguiría trabajando el resto de su vida. Profesor de bioquímica y biología de la Universidad de Kansas, Chicago y Wisconsin, amplía sus investigaciones sobre el ciclo de la urea, demostrando cómo la citrulina es un intermediario de este ciclo.



  • Margarita Salas Falgueras (Canero, Valdés, Asturias, 1938), es una bioquímica española. Licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, ha publicado más de 200 trabajos científicos. Fue discípula de Severo Ochoa, con el que trabajó en los Estados Unidos después de hacerlo con Alberto Sols en Madrid. Casada con el también científico Eladio Viñuela, ambos se encargaron de impulsar la investigación española en el campo de la bioquímica y de la biología molecular.

  • Luis Franco Vera (Madrid, 1942), es un químico español y miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Doctorado en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense, es catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Valencia desde 1981. Después de una estancia postdoctoral (1971) en el Chester-Beatty Research Institute de Londres, se especializó en la estructura y función de la cromatina, tema sobre el que ha desarrollado como investigador principal 11 proyectos de investigación competitivos. Ha publicado libros y monografías y cerca de un centenar de artículos de investigación, aparte de dirigir 14 tesis doctorales.